Personajes con serios problemas de personalidad

8

Los novelistas que logran vender sus obras como rosquillas son unos aficionados. ¿Qué es eso de retratar personajes coherentes pero que sufren cierto grado de evolución y desarrollo personal a través de la incidencia que tienen los hechos que se narran en la novela? Están locos, eso es para personajes y novelas vulgares. Lo mejor, para hacer una buena pifia, es crear personajes con serios problemas de personalidad, esto es, personajes que no sabes por dónde te van a salir. Una mujer que aparenta ser una veinteañera con vaqueros y el pelo despeinado resulta que, cuando vuelve a aparecer, veinte páginas después, es elitista, lleva traje y su lenguaje oral y corporal han cambiado misteriosamente.

Está bien, aceptamos pulpo, las personas somos incoherentes y complejas. Esto forma parte de nuestra naturaleza. No obstante, a la hora de escribir una novela, el lector debe poder generar en su cabeza una personalidad única y coherente para cada personaje, el cual sufrirá algunos cambios, realistas y bien orquestados, a través de las vicisitudes que vayan sucediendo lugar a lo largo de la narración.

Para crear personajes sólidos hay que crearlos a parte, con detalles, pasado, experiencias, personalidad, lenguaje, tipo de humor, forma de vestir, etc. Sirve crear un collage, un Excel determinando todas las características. Resulta enriquecedor leer libros de psicología para entender las distintas personalidades y conocer el funcionamiento de las personas según su tipo de personalidad. Una herramienta de psicología muy utilizada a la hora de crear personajes es el Eneagrama de la personalidad. Esta herramienta clasifica a las personas en torno a nueve tipos de personalidad y te ayuda a definir, conocer y entender más profundamente a tus personajes, aportándoles gran coherencia y realidad.

Así mismo, uno se puede servir de las personalidades de la gente que conoce para enriquecer a estos personajes.

¿Qué herramientas utilizas tú para crear un personaje?

Deja un comentario