Los sueños no se cumplen, se trabajan

WhatsApp Image 2018-11-05 at 14.04.04

Cada fin de año, el escritor (o la escritora) en ciernes se hace una sola promesa: el próximo año voy a escribir, me voy a poner metas y voy a terminar lo que he comenzado. Este año, al fin, voy a terminar mi novela, o a terminar mi libro de poemas o de relatos. Me voy a poner un horario para escribir a diario, y lo voy a cumplir.

Luego pasan las semanas, los meses, y los quehaceres diarios, las obligaciones laborales o académicas, van relegando este sueño al lugar donde colocamos los sueños que creemos imposibles. ¿Hasta cuándo vas a esperar para hacerte cargo de tus sueños? El momento es ahora. El momento adecuado para trabajar en tus sueños siempre es ahora.

Los sueños sin trabajo son fantasías que, infértiles, se deshacen como arena entre nuestras manos. Para lograr cualquier cosa hay que sembrar una intención y, después, regarla, cuidarla, dedicarle tiempo y esfuerzo constante. No existen las dietas milagro, la operación bikini es una falacia, y dormir doce horas seguidas el sábado no hace que te recuperes de todas esas noches mal dormidas.

Un paso cada día, durante 365 días que tiene al año, y un buen día, los resultados florecerán por sí solos, como arte de magia. Y podrás maravillarte del árbol que permitiste ser.

Eso sí, en Sinergias tratamos de ofrecer herramientas para que esto sea cada vez más fácil, pues los escritores solemos ir un poco a la deriva, y una ayuda nunca viene mal.

En este caso, hemos lanzado ya nuestras agendas anuales para 2019, un espacio genial para que puedas ir aprendiendo sobre escritura y literatura, y te permita ir realizando y compartiendo ejercicios de escritura creativa durante el año. Poco a poco irás adquiriendo conocimientos importantes y puliendo tu estilo, ¿a qué esperas para hacerte con la tuya?

Mucha suerte en tu viaje, aquí estaremos nosotros, a tu lado.

2 thoughts

Deja un comentario